"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

22 de mayo de 2017

Covarrubias (Burgos)


Covarrubias es una villa de la Comarca del Arlanza, provincia de Burgos a tan solo 40 kilómetros de la capital. Catalogada como la "Cuna" de Burgos y declarado conjunto histórico artístico. Por el pueblo pasa el Camino de Santiago, y está situado en la Ruta de la Lana y en el Camino del Cid.
Covarrubias es uno de esos pueblos en los que te apetece pasear tranquilamente y descubrir sus rincones. Disfrutar de sus calles, plazas y de sus casitas blancas y entramadas con madera típicos de la arquitectura rural castellana.



Torreón de Fernán González

Data del siglo X y presenta cuatro plantas y a cada una de ellas se accede desde la planta superior. A la inferior, se entra desde la primera planta a través de una trampilla de madera.


Cuenta la leyenda que aquí fue emparedada Doña Urraca por su propio padre, Fernán González, como castigo por sus amoríos con un pastor.


Vista desde la Torre al Rio Arlanza y ala Plaza


En la torre visitamos una exposición de armas de asedio de la Edad Media.



Frente la Torre se encuentra un bello crucero del siglo XVI.


A sus espaldas se ve la fachada de la Colegiata de San Cosme y San Damián.


Accedemos a la Colegiata por el paseo que discurre por la orilla del río Arlanza.


Parte del lienzo de la muralla
Hasta la segunda mitad del siglo XVI Covarrubias estuvo totalmente amurallada.


Se trata de un templo del siglo XV y estilo gótico., con un claustro y un órgano del siglo XVII, el más antiguo que sigue en funcionamiento en Castilla.


Monumento a la Princesa Cristina de Noruega en Covarrubias en Burgos.q La princesa vino a España en el año 1257 para contraer matrimonio con Don Felipe, hermano del rey Alfonso X el Sabio.

Plaza del Ayuntamiento de Covarrubias en donde se mantiene la estética característica de las casas entramadas.




Iglesia de Santo Tomás del siglo XV. aunque conserva algún resto de la original

Entre las casas entramadas que está el icono de la arquitectura tradicional de la villa de Covarrubias conocida como la Casa de Doña Sancha, del siglo XV, con su fachada de adobe y el clásico entramado de madera.


Pasaje porticado típico de las casa de Covarrubias


Y para que no falte de nada las papeleras originales del pueblo reproducen sus casas entramadas

14 de mayo de 2017

Ruinas del Monasterio de San Pedro de Arlanza (Burgos)


Las ruinas del monasterio de San Pedro de Arlanza reflejan la importancia histórica de este enclave en el nacimiento de la Corona de Castilla.




El Río Arlanza rodea las ruinas del histórico Monasterio de San Pedro Arlanza, testimonio artístico del románico. El monasterio benedictino de San Pedro de Arlanza se halla a unos 45 kilómetros al sureste de Burgos en la sierra de las Mamblas y fue uno de los centros monásticos más importantes del condado de Castilla

Primer Claustro

Fundado y dedicado por El Conde Gonzalo Téllez y su esposa Doña Lambra, a San Pedro, el 12 de enero del año 912.
Renovado en el siglo XVII y XVIII en su doble claustro, y dependencia de hospedería, pero no escapando de la terrible desamortización. La Iglesia muestra la planta del templo románico y en el exterior se aprecia influencia del románico tardío.

Segundo Claustro


Segundo Claustro

De su antigua edificación románica sólo han sobrevivido la torre, con sus arcos ciegos, los ábsides y algunas pilastras de la nave derecha. De la iglesia reformada en estilo gótico se conserva una parte del claustro y un patio.


Ruinas de la Iglesia


Aquí estuvieron enterrados el Conde Fernán González y su esposa Sancha, hasta su traslado a la colegiata de Covarrubias en 1841. Desde esas fechas, el conjunto ha sufrido un continuo expolio que le ha privado de sus mejores elementos.






Segundo Claustro

Una leyenda nos cuenta el origen fabuloso del monasterio. Según ésta, fue el mismo conde Fernán González quien perseguía un jabalí en el transcurso de una cacería y lo siguió hasta una cueva (en el lugar conocido después como San Pedro el Viejo) donde el animal se escondió. Cuando entró él, se encontró con tres ermitaños (Pelayo, Arsenio y Silvano) que le vaticinaron un futuro glorioso.

Como resumen final decir que fue importante y los restos que aún se conservan de sus edificios lo demuestran. El lugar se clausuró en 1841 con la desamortización, quedó abandonado y fue víctima de saqueos en dónde cada cual se llevó lo que pudo. Se incendió en 1894. Se conservan elementos procedentes en lugares muy diversos: pinturas murales en el Museu Nacional d'Art de Catalunya, el Metropolitan Museum y el Fogg Art Museum, una de las puertas de la iglesia en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid, la Virgen de las Batallas en el Museo de Burgos; sepulcros en Covarrubias y la Catedral de Burgos... y quien sabe donde más

8 de mayo de 2017

El Desfiladero de la Yecla en Santo Domingo de Silos (Burgos)

v>


El Parque Natural de la Yecla es una profunda y estrecha garganta modelada en los materiales calizos que caracterizan el relieve de las Peñas de Cervera de abruptos escarpes con diversidad de formas.
A dos kilómetros y medio de Santo Domingo de Silos encontramos este desfiladero que sorprende por lo inesperado. Hay una estrecha pasarela de cemento que nos deja ver en toda su belleza la erosión del agua.




El angosto desfiladero de unos 600 mts de recorrido, horadado por la acción de las aguas del arroyo El Cauce durante millones de años, tiene zonas con una anchura que apenas llega a los dos metros. Caminamos despacio y con cuidado por puentes y pasarelas mientras recorremos la garganta sobre cascadas y pozas. La bajada y salida se efectúa junto a las entradas de los dos túneles d en la carretera que va de Silos a Caleruega








Sabina Albar Este árbol-arbusto puede medir hasta 4 m de altura y se caracteriza por sus hojas rudas al tacto, dispuestas de forma muy tupida. Su corteza es de color pardo-grisáceo.





En las cumbres podemos observar los buitres leonados que a la vez nos observan desde lo alto de la montaña.


El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate